Ejerce tu derecho a solicitar un permiso individual de formación

18/11/2009

Estos permisos favorecen el derecho de los trabajadores y las trabajadoras de mejorar y ampliar la cualificación, accediendo a la Formación Profesional para el Empleo.

Para promover la formación entre trabajadores y trabajadoras y las empresas, el Gobierno, los sindicatos y los representantes de las empresas han acordado el Subsistema de Formación Profesional para el Empleo. (Real Decreto 395/2007, BOE de 11 de abril de 2007).

Una de las vías de acceso a la Formación Profesional para el Empleo, es el Permiso Individual de Formación (PIF), que es un derecho que tenemos los trabajadores y las trabajadoras asalariadas para ampliar y mejorar nuestra cualificación profesional, previa autorización de la empresa. Estos permisos, que se solicitan a la empresa, tiene un máximo de 200 horas/curso o año natural.

En caso de ser denegado, se te debe comunicar por escrito y explicitar las razones organizativas o de producción. Los representantes del sindicato CCOO intervendrán para asegurar igualdad de trato y una aplicación no restrictiva de este derecho.

Las acciones formativas para las que se pueden solicitar un PIF son las reconocidas por:

• Titulación oficial expedida por las Administraciones educativas competentes, con validez en todo el territorio estatal; se incluyen los Títulos Universitarios propios de las Universidades.
• Acreditación oficial: títulos y certificados de profesionalidad que constituyen la oferta del Catálogo Nacional de las Cualificaciones y otros publicados en los respectivos Boletines y que estén amparados por normativas estatales.
• Participación en convocatorias de evaluación, reconocimiento y acreditación de las cualificaciones.

Tienes que tener en cuenta, que el PIF no incluye el derecho de los trabajadores a concurrir a exámenes, ya que éste está reconocido en el artículo 23 del Estatuto de Trabajadores y la formación de demanda bonificada de la empresa, excepto en los sectores textil, madera y juguete. Además, es requisito que la empresa informe a la Representación Legal de los Trabajadores con anterioridad a la utilización del PIF.

Por otro lado, las empresas disponen de subvenciones limitadas para cubrir los permisos de formación de sus trabajadores y sus trabajadoras, aplicándose las bonificaciones en las cotizaciones a la Seguridad Social a medida que abonen los salarios a los trabajadores y las trabajadoras que utilicen los PIF. Tiene también la obligación de comunicar, previamente a la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo, la cuantía y el mes en que se aplica la bonificación.

• Para ampliar la información

Telf. 902.183.183 – Atención al usuario de la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo.

Telf. 917.227.119 – Asistencia técnica de CCOO.

Web campaña ccoonectaté a la formación.

Notas.

Estatuto de los trabajadores.

Artículo 23. Promoción y formación profesional en el trabajo.

1. El trabajador tendrá derecho:

a) Al disfrute de los permisos necesarios para concurrir a exámenes, así como a una preferencia a elegir turno de trabajo, si tal es el régimen instaurado en la empresa, cuando curse con regularidad estudios para la obtención de un título académico o profesional.

b) A la adaptación de la jornada ordinaria de trabajo para la asistencia a cursos de formación profesional o a la concesión del permiso oportuno de formación o perfeccionamiento profesional con reserva del puesto de trabajo.

2. En los convenios colectivos se pactarán los términos del ejercicio de estos derechos.